así ha sido su caída a los infiernos

Guardar

Ha pasado prácticamente un año, 24 de noviembre de 2018, cuando Isco dio la palada definitiva a su tumba como jugador capital para el Real Madrid. Fue en la época incipiente de Solari al frente de la nave blanca, tercer partido del argentino en el banquillo, en Éibar, el mismo feudo que esta tarde visita el Real Madrid (18.30 h).

El conjunto blanco salió dolorosamente derrotado de Ipurúa, un 3-0 categórico que encendió las alarmas de nuevo, calmadas hasta el momento porque el entrenador de Rosario había empezado ganando sus dos primeros encuentros. En ninguno de ellos había sido importante Isco, apenas media hora ante el Valladolid e inédito en Balaídos.

Frente al Éibar, Isco volvió a disfrutar de 30 minutos. Pero el instante en el que todo saltó irremediablemente por los aires llegó cuando el técnico se dispuso a saludar uno por uno a sus jugadores. El malagueño no ofreció la mano a Solari, y la relación se rompió por completo.

Desde ese momento, Isco no volvió a ser titular más que en el sonrojante 0-3 que el CSKA consiguió en el Bernabéu ante un Real Madrid ya clasificado para los octavos de final de la Champions League, e incluso se quedó en la grada en el partido de Roma. El no va más llegó en el partido de vuelta ante el Ajax, a la postre fecha de la eliminación blanca. El centrocampista de Arroyo de la Miel no acudió a la charla técnica y tampoco subió al autobús con el resto del equipo.

El regreso de Zidane parecía el fin del calvario de Isco, nunca con un papel tan destacado como el que tuvo con el francés durante su primera etapa, capital al frente de aquella segunda unidad que se adjudicó la Liga y, desde la mediapunta, eje vertebrador del rombo con el que el Madrid afrontó la fase final de la Champions una vez que Bale se cayó definitivamente del once. Nunca el equipo volvió a jugar a ese nivel, visto su punto álgido en el 4-1 que le endosó a la Juventus en la final de 2018.

Su última titularidad llegó ante el Mallorca, precisamente en la última derrota de los blancos, que desde entonces no han encajado un solo gol. La irrupción de Valverde y Rodrygo complica un poco más su vuelta al listín titular, y tampoco ayuda que ya no disponga de minutos con la selección, uno de los olvidados en las últimas convocatorias de Robert Moreno.

Lee más: abc.es

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *