Del 28 al 30 de junio, Mahón acoge la etapa final de la 18ª TBS

Desde hace 18 años, la localidad portuaria francesa de Saint-Tropez, uno de los grandes referentes mediterráneos de la náutica y el glamour, se convirtió en el punto de partida de una regata de vela cargada de historia y espiritualidad. En ella se pretendía rendir homenaje a uno de los grandes de la marina francesa, el almirante Pierre-André de Suffren, Gran Cruz del Alguacil de la Orden de San Juan de Jerusalén, conocida como Orden de Malta.

Suffren, famoso en el siglo XVIII por sus éxitos navales en el Índico contra la poderosa flota británica, contribuyó, entre otras gestas, a la conquista del puerto de Mahón en 1756. En recuerdo de aquel hito, la localidad menorquina ha sido elegida por vez primera como final de la 18ª edición de esta regata cuyo lema es, precisamente, ‘La batalla de Menorca’.

15 veleros, que representan la historia viva de la navegación y la preservación de nuestro patrimonio marítimo, tomarán parte en esta regata que arrancará el sábado 22 de junio de Saint-Tropez. Y tras hacer escala en otro histórico puerto del Mediterráneo –Alguer, en la italiana isla de Cerdeña– llegarán al puerto de Mahón el viernes 28 de junio.

Quienes visiten la isla durante el último fin de semana de este mes no solo podrán ver esta espectacular llegada sino también ser testigos al día siguiente, sábado 29, de esa ‘Batalla de Menorca’, una vuelta entera a la isla, partiendo del puerto de Ciutadella a las 18.00 horas, para entrar de nuevo en el puerto de Maó, con llegada junto a en la mítica isla de Lazareto.

El domingo 30 se celebrará la cena de los Caballeros Corsarios, 19.00 horas, en la que tendrá lugar la entrega de premios y el famoso sable de Honor del Almirante, de una regata que aúna el espíritu marítimo de tres naciones hermanas como Francia, Italia y España.

Lee más: abc.es

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *