El Barcelona, obligado a ganar en casa del líder

El Barcelona visita esta noche al Fenerbahçe (18:45 horas, Movistar Deportes) con la obligación de conseguir una victoria para no perder la oportunidad de acabar la fase regular en cuarta posición. La victoria ayer del Anadolu Efes en la pista del Maccabi (71-79) amplía la distancia a dos victorias, más el basket-average, por lo que una derrota en el Ulker Sports and Event Hall obligaría a los culés a ganar tras partidos más que los turcos cuando solo quedarán cuatro jornadas para que acabe la primera parte de esta Euroliga, algo poco probable. A la dificultad de la gesta se le une un factor estadístico y es que el Fenerbahçe todavía no ha perdido esta temporada ningún partido en su pista, lo que puede convertir el partido en un segundo infierno turco consecutivo para los de Pesic. El Barcelona quiere resarcirse de la derrota de la semana pasada ante el Efes, precisamente, para mantener sus opciones de conseguir el factor cancha de cara a los playoff.

Para el partido de esta tarde, Svetislav Pesic tiene las dudas de Adam Hanga y Chris Singleton, que llegan tocados. Con o sin ellos, intentarán oponer más resistencia al Fenerbahçe que en el 65-84 de la primera vuelta en el Palau. El objetivo es recuperar las buenas sensaciones que permitieron cuatro victorias consecutivas antes de perder ante el Anadolu Efes. Además, quiere aprovecharse del momento que parece atravesar el todopoderoso Fenerbahçe, que en la última jornada perdió de forma contundente ante el Real Madrid (101-86).

El técnico serbio ha tratado de quitar presión a sus jugadores y de mentalizar a la afición azulgrana de que «la cuarta posición no es nuestro objetivo». «Repito que cada encuentro es una historia, un reto y si ganamos contra Fenerbahçe nuestra situación no cambia porque tenemos que ganar el próximo partido ante Gran Canaria. Yo no vivo de ganar o perder un partido, me interesa tener continuidad», explicó Pesic antes de partir hacia Estambul. Pesic añadió: «Es cierto que el próximo partido es importante, pero yo no soy de los que piensa que si ganamos esta muy bien y si perdemos nos ponemos a llorar. Yo solo pienso en el próximo partido porque no es el último de la temporada ni con él se acaba la historia del Barça. Solo se juega un partido más».

Eso sí, el preparador destaca la dificultad del equipo turco aunque no considera que sea el partido más difícil de esta fase regular. «Es diferente, como todos los partidos de la Euroliga y esta vez nos enfrentamos a un equipo que durante toda la temporada está jugando a muy alto nivel. Esperamos poder competir pero para eso tenemos que jugar uno de los mejores partidos en Euroliga hasta ahora. Para mí, el partido ante el Fenerbahçe no es el más complicado de la temporada ya que, como todos, es diferente». No obstante, tiene en cuenta que el equipo otomano no ha perdido en esta temporada no en liga turca ni en Euroliga en su casa. « Ya he dicho que todos los partidos de Euroliga son altamente complicados. Lo que si es cierto es que éste es un nuevo reto para nosotros porque jugamos contra un rival que hasta ahora no ha perdido en su pista y esto es una motivación más para intentar ganar. Ganar un partido en Euroliga es algo que no es fácil y no solo ante el Fenerbahçe, al igual que tampoco lo será cuando juguemos en la pista del Bayern de Múnich».

Lee más: abc.es

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *