El histórico precedente que podría sentar Xabi Alonso para el fútbol de élite (o no)

Nueve meses después de la suspensión del juicio por las dudas de la Sección 30 de la Audiencia Provincial de Madrid sobre su competencia, Xabi Alonso volvió ayer a la casilla de salida para esta vez sí, ser definitivamente juzgado por tres supuestos delitos contra la Hacienda Pública durante los ejercicios 2010, 2011 y 2012, en los que se le acusa de no tributar dos millones de euros en dichos años bajo la falsa apariencia de una cesión de explotación de derechos de imagen a una sociedad. El de Xabi es el primer caso de un futbolista de élite que renuncia a pactar con el Fisco.

«No me planteo hacerlo. Una vez que he llegado aquí por convicción y por principios, no se pasa por la cabeza pactar. Lo tengo bien claro, si no fuera así, ya lo hubiera dejado», aseguró el exfutbolista, y hoy entrenador de la Real Sociedad B.

Xabi entró ayer a primera hora a la Audiencia Provincial con gesto serio pero convencido que su presencia allí no estaba justificada, de ahí su empeño en no llegar a ningún acuerdo con la fiscalía ni con la abogacía del Estado, ambas en el bloque de acusación: «Daba por hecho que cumplía con las obligaciones tributarias. Nunca pensé ni pienso que haya hecho nada que no podía hacer. Insisto en mi inocencia».

Xabi está convencido de ser exonerado del caso y así lo transmitió a los medios de comunicación presentes en la puerta de la Audiencia Provincial y al propio juez: «A eso vengo. Siempre he sido claro y transparente sin que haya habido jamás ningún ocultamiento de nada. Siempre he querido pagar lo que me correspondía con la ley en la mano. Nunca he querido cometer ninguna irregularidad. Las cosas se hicieron bien».

El exjugador del Real Madrid, Liverpool, Real Sociedad y Bayern, afirmó que se ha sentido muy tranquilo en su primera comparecencia ya que cree fundamental que «la sala lo entienda lo mejor posible», ante el supuesto delito de crear una sociedad ficticia para gestionar sus derechos de imagen y, de este modo, evadir el pago de impuestos: «Voy a demostrar que había una actividad real», asegura. En su defensa, también participó el director general del Real Madrid, José Ángel Sánchez: «El contrato gestión de derechos de Xabi Alonso era similar al del resto de jugadores del club», dijo.

Además del exfutbolista, están imputados su abogado Iván Zaldúa y el administrador de la sociedad, Ignasi Maestre. Los demandantes piden para cada uno de ellos cinco años de prisión, el pago de una multa de cuatro millones de euros, y en concepto de responsabilidad civil el abono de forma conjunta y solidaria de 2.032.845 euros a la Agencia Tributaria por el perjuicio ocasionado: «Ahora hay que esperar y confiar en la justicia», sentencio Xabi a su salida de la Audiencia Provincial. El juicio termina hoy y en las próximas semanas se conocerá la sentencia.

Lee más: abc.es

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *