Isco y Rodrygo le quitan la silla a Bale

Guardar

Se ha bajado tantas veces del barco que ya no se le espera a bordo. Zidane ha tenido que timonear la nave sin Bale demasiado tiempo, en realidad durante varios años, y no augura que el galés se sume a la tripulación principal. El entrenador francés buscó nuevos marineros para llevar al Real Madrid a buen puerto y ha encontrado dos sustitutos que le dan juego en sus dos hojas de ruta, Isco en el sistema de cuatro centrocampistas y Rodrygo en la estrategia de tres puntas. Bale se ha quedado sin sitio en el equipo. Ahora ha sido titular por primera vez en dos meses gracias a la baja de Hazard. Cuando el belga obtenga el alta, Bale perderá el puesto. Isco y Rodrygo le han quitado la silla. Zizou ha tenido que elegir otros ocupantes.

Rodrygo se ha ganado al público del Bernabéu como tercer delantero, gracias a su golazo al Osasuna al minuto de su estreno, gracias a su buen partido en Estambul y gracias a sus tres tantos al Galatasaray. Zidane decidió cambiar de esquema, del 4-3-3 al 4-4-2, en los partidos complicados, e Isco ha funcionado como vértice del rombo central, entre líneas, tanto frente al PSG como en Vitoria

Las lesiones y la dedicación prioritaria de Bale para recuperarse y reaparecer con Gales, que buscaba la clasificación en la Eurocopa, han sido las razones de este paso al segundo plano. Ha sucedido en los periplos de selecciones vividos en octubre y en noviembre El británico nunca adelantó los plazos para jugar en el Real Madrid, el club que le paga doce millones netos por año, nada menos que veintitrés millones brutos.

Zidane sí arriesgó para elegir su relevo. Probó a Vinicius, a Jovic, a Rodrygo y a Isco con el fin de cubrir ese puesto vacante con garantías. Los dos últimos le han dado resultado.

El joven Rodrygo se ganó al Bernabéu desde su estreno. Un control de balón y un golazo al Osasuna cuando llevaba un minuto en el césped fueron su tarjeta de presentación. Su buen partido en Estambul y sus tres tantos al Galatasaray en Madrid confirmaron el salto a la titularidad como extremo derecha.

Zidane deseaba conseguir un equipo más sólido y optó por realizar un cambio de sistema en los partidos complicados, con una línea de cuatro centrocampistas y solo dos puntas. Isco fue «el cuarto hombre» frente al PSG y el proyecto salió perfecto. El técnico repitió con el malagueño en Vitoria y confirmó la eficacia del esquema. Esta idea reduce todavía más las opciones de Bale como titular, pues Hazard y Benzema son indiscutibles en el ataque.

Gales prohíbe jugar al golf a sus futbolistas

Sin discusión, la Federación Galesa comunicó ayer que prohibirá a sus futbolistas disfrutar del golf en la Eurocopa. «No puedes permitir que los jugadores arriesguen su salud y su estado físico jugando al golf», manifestó Jonathan Ford, jefe ejecutivo. Bale debería aplicarse la norma en el Real Madrid. Tiene problemas de espalda que afectan a sus perennes lesiones en los sóleos. Solo ha disputado 708 minutos en esta campaña.

Son esa continuidad de bajas las que lastran su protagonismo en el equipo. Si el galés no se gana un sitio como titular, en junio volverá a ser transferible. El Real Madrid no puede permitirse más tiempo un suplente que le cuesta veintitrés millones brutos por temporada. Es demasiado lujo tener un contratado hasta 2022 en la reserva.

Lee más: abc.es

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *