Kroos, reservado para el clásico

Guardar

Las buenas noticias no son noticias, solo las malas noticias venden, dice un proverbio de la prensa . El nefasto arbitraje de Orsato fue una mala noticia. Y la suplencia de Kroos con el Real Madrid en la Champions era otra noticia, pues siempre fue titular si se encontraba bien físicamente.

Su pase a la reserva, en beneficio de Modric e Isco, suscitó un morbo que el futbolista alimentó con ironía. «¿Hola Toni, estás bien?», se le cuestionó al pasar por la zona mixta tras el partido. «Estoy bien físicamente», contestó. No disputó ni un minuto frente al City . Pero ahora debe pensar en la gesta en Manchester.

Es la primera vez que el alemán no juega en eliminatorias estando físicamente bien. Faltó en Brujas. No jugó ese partido de la última liguilla por descanso. Ayer no esperaba ser el que rotara. El alemán ha sido titular en 28 de los 30 partidos de eliminatorias que ha disputado el Real Madrid desde que llegó al club español hace cinco campañas. Solo fue suplente en París, hace dos temporadas, porque salía de una lesión en la rodilla izquierda, sufrida quince días antes. Esta es la primera ocasión que Zidane le sienta en buen estado de forma en un partido de la hora de la verdad, cuando la Champions se dirime desde los octavos de final.

El técnico marsellés también le dio descanso hace unos meses en Brujas, en encuentro de la liguilla de la fase previa, junto a otros líderes del equipo. Ahora ha sido el único titular descartado para un partido tan importante y ha dejado claro que no le gustó. El triunvirato Modric, Casemiro, Kroos había dominado las alineaciones de Zidane desde que cogió las riendas en febrero de 2016.

Cuatro años más tarde, el técnico francés tenía que dejar en el banquillo a un mediocampista si jugaba con dos puntas. Debía elegir entre el ramillete formado por Modric, Isco o Kroos. El hombre que descansó ayer será probablemente titular en el otro encuentro decisivo de la semana, el clásico que puede decantar la Liga. Al final del encuentro, el alemán dialogó con Guardiola, que le entrenó en el Bayern.

Ramos apela a la afición para el clásico

El capitán, Ramos, deberá rotar en Manchester por obligación, sancionado. El sevillano, en todo caso, viajará a Inglaterra para apoyar a sus compañeros en un duelo tan importante, donde será necesaria una proeza, pues es necesarios marcar dos goles como mínimo.

El capitán blanco acompañará en todo caso al equipo en Manchester para apoyarles en el reto de marcar al menos dos goles y remontar la eliminatoria

El primer gran reto de la plantilla madridista es vencer al Barcelona el domingo y recuperar el liderato en la Liga con el premio extraordinario de ganar el duelo particular. Zidane habló ayer con el grupo para remontar este momento psicológico difícil. El clásico se ha convertido en el verdadero partido del año para el Real Madrid y Ramos lanzó ayer un mensaje al madridismo: «Nuestra afición nos hace más fuertes y eso se tiene que notar ante el Barcelona».

A romper estadísticas: una sola remontada

El Real Madrid solo remontó una vez cuando necesitó dos goles a domicilio en eliminatorias europeas. En 1970 perdió 0-1 en el Bernabéu ante el Wacker Innsbruck, ahora Tirol, y venció 0-2 en Austria. Después cayó eliminado en otras cinco ocasiones con derrota inicial en el Bernabéu. Perdió ante el PSG (1994), Bayern (2001), Arsenal (2006), Liverpool (2006) y Barcelona (2011).

Dos fracasos por 1-2 del City

En la Champions 2017-18 el Basilea ganó 1-2 en el Etihad y el Liverpool repitió ese resultado. Un 1-2 del Real Madrid forzaría la prórroga.

Dos goles sufridos en casa en tre partidos del City

En la fase previa de esta Champions el Shakhtar empató a un gol, el Atalanta perdió 5-1 y el Dinamo Zagreb cayó por 2-0.

El capitán, Ramos, deberá rotar en Manchester por obligación, sancionado, aunque el Real Madrid presentará recurso ante la UEFA para retirar esa

cartulina roja. El sevillano, en todo caso, viajará a Inglaterra para apoyar a sus compañeros en un duelo tan importante, donde será necesaria una

proeza, pues es necesarios marcar dos goles como mínimo.

El primer gran reto de la plantilla madridista es vencer al Barcelona el domingo y recuperar el liderato en la Liga con el premio extraordinario de

ganar el duelo particular. Zidane habló ayer con el grupo para remontar este momento psicológico difícil. El clásico se ha convertido en el verdadero

partido del año para el Real Madrid y Ramos lanzó ayer un mensaje al madridismo: «Nuestra afición nos hace más fuertes y eso se tiene que notar ante el

Barcelona».

Lee más: abc.es

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *