«La equiparación salarial en el fútbol es ridícula»

Frank de Boer, mítico jugador holandés que jugó en el Ajax y el Barcelona y ahora es entrenador del Atalanta United de la MLS se ha visto envuelto en una nueva polémica. Considera «ridícula» la equiparación de salarios entre el fútbol masculino y femenino.

«Es lo mismo que en el tenis. La final del Mundial es vista por, más o menos, unas 500 millones de personas; la final del femenino es vista por 100 millones. Esa es la diferencia. No es lo mismo y, por supuesto, se les debe pagar lo que merecen, no menos, solo lo que realmente merecen», mencionó el técnico holandés.

De Boer hace alusión a los ingresos por publicidad y al impacto que tiene el fútbol masculino en comparación con el femenino: «¿Por qué tienen que ganar lo mismo? Es ridículo».

División por la desigualdad salarial

El Mundial femenino disputado en Francia ha generado un debate en torno a este deporte, ya que ha generado récords de audiencia respecto al fútbol femenino.

Una de las que más ha luchado por la equiparación salarial ha sido la reciente campeona del mundo, Megan Rapinoe reclamó la igualdad en numerosas ocasioens y enfrentándose al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hasta llegó a mencionar que no iría a la Casa Blanca si no cambiase su política.

Otra integrante de la selección norteamericana que se ha posicionado en este tema ha sido Alex Morgan. La jugadora recibió el apodo de «La Igualadora» por la revista Time. La californiana puso la primera firma en la denuncia del pasado 8 de marzo, día de la mujer, contra la federación de Estados Unidos por discriminación salarial y ténica. Exigía también mejores condiciones de las que reciben respecto a los hombre, ya sea para entrenar o viajar.

Argumentaban que los integrantes del plantel masculino recibían un salario entre 5.000 y 17.000 dólares según el rival, ella no tenían esa paga. De hecho, sólo recibían una suma de dinero si vencían a equipos entre los 10 primeros clasificados del ránking FIFA.

Lee más: abc.es

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *