La huella de la flota francesa en la 48ª Fastnet Race

La rivalidad franco – británica es histórica, no menos en la práctica del deporte. En el siglo XVII esta actividad paso de ser exclusivo de las clases altas a ser habitual en todos los estratos sociales, siendo los ingleses creadores del “sportman”, el individuo dedicado al deporte, produciendo un efecto domino en el continente europeo y resto del mundo. Por el contrario, en 1896 el francés Barón Pierre de Coubertin organizó en Atenas los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna. En julio de 1877 se celebra la primera edición del torneo de tenis Wimblendon, y en 1891 los franceses crean el Abierto de Francia de tenis, que en 1925 paso a denominarse Torneo Internacional de Francia de Roland Garros.

En el deporte de la vela es evidente que se mantiene dicha rivalidad. La copa de las cien guineas, la Copa América nació con la victoria de la goleta estadounidense «América» en la regata Queen´s Cup en agosto de 1851, disputada con motivo de la celebración de la Gran Exposición (conocida ahora como Exposición Universal). Competición que los británicos y franceses nunca la han ganado hasta la fecha a pesar de formar fuertes equipos.

En 1957 nace la Admiral´s Cup, considerada para muchos el campeonato del mundo de la vela de crucero con esloras entre los doce y diecisiete metros. Una regata disputada por equipos nacionales y compuesta de varias pruebas en el litoral inglés y una de larga distancia al incorporar entre ellas la Fastnet Race. Se celebraba cada dos años, en su mejor apogeo llegaron a participar 19 países, incluso se construyeron veleros con el enfoque de la Admiral´s Cup -otras regatas se basaron en el formato de esta regata como la Sardinia Cup en Porto Cervo-, y hubo fuertes disputas por representar al de uno. Pero como otras grandes competiciones, la Admiral´s Cup no fue capaz de remontar las vicisitudes de la vela. Poco a poco fue languideciendo, en 2001 se canceló debido al bajo número de equipos; la última edición fue en 2003 con equipos formados por dos barcos cada uno y estos ya no representaban a un país sino a un club. Y de las disputas más sonadas fue en 1999 cuando el equipo francés alineo al «Krazy K-Yote Two», un barco revolucionario diseño de Juan Kouyoumdijan, con mástil perfil ala, no llevaba obenques, y muy optimizado para la formula IMS, todos los competidores le tenían que dar 25 segundos milla, haciéndolo imbatible en tiempo corregido; provocó tal revuelo que el Comité Internacional IMS modificó sobre la marcha el reglamento y lo descalificaron de “ipso facto”.

Veinte años más tarde la armada francesa ha cosechado grandes éxitos en la 48ª Fastnet Race. En la general de la Clase IRC, los que navegaron con pabellón británico fueron 168, y franceses 61 de un total de 330 clasificados. Los galos colocaron cinco barcos entre los diez primeros: «Bretagne Telecom» segundo de la general, «Courrier Recommandé» quinto (primero en IRC 2 e IRC 2 A), «León» sexto (ganador en IRC A Dos), «L’Ange De Milon» séptimo (ganador de la Clase IRC 1 e IRC 1B) y «Lann Ael 2» noveno. Y en sus respectivas clases los siguientes: «Nutmeg Solidaire En Peloton» ganador en IRC 2 B, «Foggy Dew» primero en IRC 4 e IRC 4 A, y «Sun Hill 3» primero en IRC 4 B.

Donde los británicos han perdido el tren ha sido en las flotas transoceánicas, sobre todo desde que se desprendieron de la vuelta al mundo Whitbread, ahora conocida como Volvo Ocean Race y en breve tendrá otro nombre tras la escapa de Volvo Cars. En la flota de los grandes multicascos y cincuenta pies, años a que no compiten; y en monocascos están intentando recuperar el tiempo perdido.

La Class 40 e IMOCA 60 para «Lamotte – Module Création» y «Charal»

En esta 48ª Fastnet Race, en Class 40, de un total de 19 participantes hubo 13 franceses contra 2 británicos; y en IMOCA 60, de 20 barcos 14 llevaban pabellón galo y 2 del Reino Unido, además el nuevo «Hugo Boss» lo acaban de poner en el agua.

El OPEN 60 «Charal» fue el dominar absoluto de la Clase IMOCA, que competían en A Dos; Jeremie Beyou y Christopher Pratt pisaron el acelerador desde la salida, ya que uno de sus objetivos es logar la máxima preparación para la próxima Transat Jacques Vabre que arrancará el 27 de octubre. Al través de la bahía de Weymouth ya lideraban la flota a más de 20 nudos de velocidad hasta que tuvieron un parón a 60 millas de cabo Lizard. El viento les rolo a proa, empezando una lucha contra los cambios de intensidad y de dirección. Para Christopher Pratt el inicio de la regata fue complicado: “… muy poco viento en la primera noche, perdimos la ventaja que teníamos a la salida de Solent”.

En el tramo entre la ría de Salcombe y las islas Scilly, por el norte de su ruta se colaron el «Arkea Paprec» (diseño Kouyoumdjian, botado en julio de este año) de Sebastien Simon, acompañado por Vincent Riou (director técnico del equipo y copatrón), y el «Pip Hare Ocean Racing» (OPEN 60 de 1999) de Pipa Hare y Paul Larsen, lo cuales forzaron el bordo de tierra, siendo los primeros en llegar a los acantilados de cabo Lizard. Pero, curiosamente un lugar donde se quedaron sin viento mientras que el resto de los IMOCA 60 corrían hacia su encuentro a más de 12 nudos, también perdiendo velocidad en la aproximación al litoral inglés.

A las 06:15:04 horas locales, del 4 de agosto, el «Banque Populaire» dio caza al «Arkea Paprec» y el «Pip Hare Ocean Racing». Y unas cinco millas más al sur «Charal», y resto de la flota no pararon de hacer bordos hasta llegar a la zona de las islas Scilly. En medio de los caprichos del viento, «Pip Hare Ocean Racing» volvería a escaparse abriendo un hueco de cuatro millas sobre «Arkea Paprec», «Banque Populaire» y «Groupe Apicil»; y siete millas sobre el «Charal». La noria del viento empezó a favorecer al grupo perseguidor, y en el parte de posiciones de las 11:20 horas UK la corredera del «Charal» marcaba 17 millas a menos de dos millas de entrar en la zona de los pasillos fuera de la zona del Sistema de Separación para el tráfico marítimo en las Scilly.

«Charal» inicia el ascenso de 156 millas hacia Fastnet Rock seguido a 1,8 millas por el «Banque Populaire» de Clarisse Cremer y Armel Le Cléac’h, 2,8 millas respecto al tercero «Arkea Paprec» y 3,3 millas del quinto «Initiatives Coeur» de San Davies y Paul Meilhat, más de siete millas sobre «PRB» de Kevin Escoffier y Nicolas Lunven y del «Maître Coq» de Yannick Bestaven y Roland Jourdain (muchos fieras a bordo de los OPEN 60); formando un primer grupo de IMOCAS 60 que aventaja con unas seis millas a las 12:45 horas sobre el resto de la flota.

En la tarde del domingo, 4 de agosto, «Charal» ya estaba a menos de diez millas de Fastnet Rock, prolongo mucho el bordo hasta la costa irlandesa para virar hacia la “roca” sobre las 19:53 horas. Pero hubo de hacer un par de bordos más hasta alcanzar la isla, y poder cubrirse del ataque de «Initiatives Coeur» y «Maître Coq». A las 21:37:38 horas «Charal» fue el primer en pasar Fasnet Rock, invirtiendo un tiempo de 1 día y 8:52:38; dos horas que el «Safran 1» de Marc Gillemot, su récord está en 1 día y 08:52:38 horas. Muy animado Beyou dijo: “Fue muy difícil porque el viento era más fuerte de lo esperado. ¡Teníamos 35 nudos cuando se esperaba vientos de 25 nudos! Fue un tramo salvaje y con el mar agitado”. Veinte minutos después alcanzó la “roca” el dúo de veteranos vueltamundistas Vendée Globe Yannick Bestaven y Roland Jourdain a bordo del «Maître Coq», y 20 minutos tras ellos «Initiatives Coeur».

El descenso hacia Plymouth se produjo con rapidez, «Charal» volaba desde los 18 nudos de velocidad superando los 24 nudos y llegando a 34 nudos. Un momento delicado para Jeremie Beyou y Christopher Pratt fue pasada la media noche del domingo en el tramo entre Fasnet Rock y las islas Scilly, en un cambio de velas el «Maître Coq» estuvo a punto de superarlos hasta que volvieron a poner el barco a máximo rendimiento llegando a las 06:30 horas al paso por la isla Bishop Rock; mientras que unos doce más a popa «Banque Populaire», «Maître Coq», «Initiatives Coeur» y «Bureau Vallee 2» se peleaban por el segundo puesto a 90 millas de la llegada.

A las 14:02:28 horas UK «Charal» arribo a Plymouth en primera posición después de 2 días y 01:32:28 horas, tampoco pudieron batir el récord de 1 día y 23:21:27 horas del «PRB» establecido en 2011. Para Jeremie Beyou: “Fue una regata agradable y difícil porque cada vez que estábamos en cabeza los demás venían a por nosotros. De todos modos, fuimos los primeros, lo cual es un gran logro para el equipo ya que en las dos últimas regatas anteriores tuvimos que retirarnos por diferentes problemas a bordo. Ha sido bueno ver el rendimiento del barco en diferentes condiciones: ciñendo, en popa, con vientos ligeros y viento fuerte…”.

Más contentos que Beyou estaban Kevin Escoffier y Nicolas Lunven a bordo del «PRB», un barco de 2009, uno de los pocos OPEN 60 que no instalo foils hasta 2018 cuando su equipo tomó la decisión que Juan K se los diseñase. “”Tuvimos un buen comienzo y lideramos en las Needels”, relató Escoffier. “Pero seguimos demasiado tiempo las previsiones, unas condiciones que definitivamente no eran lo que se preveía. Deberíamos haber ido directamente hacia los Scillies antes en lugar de cazar el nuevo viento. Pero luego llegamos bastante rápido a la Fastnet. Hubo momentos que la corredera marco 32 nudos, y constantemente los 30 nudos. Fue mucha velocidad, pero ha sido bueno para conocer el barco. Estoy muy feliz de haberlo hecho también en mi primera regata como patrón del «PRB»”.

También fue una buena regata para las patronas Clarisse Cremer, tercera con el «Banque Populaire», y Sam Davies, quinta con el «Initiatives Coeur» tras el «Bureau Vallée 2». San Davies cree que merecían un mejor puesto: “… merecíamos más de un quinto lugar. Hubo un par de errores que podríamos haber evitado, pero fue muy divertido volar a través del Mar Céltico dirección Fastnet Rock y la vuelta de regreso, y probar realmente el barco en condiciones duras y difíciles, pero no demasiado duras y difíciles como para tener que reducir la velocidad. Fue genial ver quién era el más rápido de la Fastnet”. Uno de los problemas que tuvo Davies fue con una vía de agua por la rotura de una tapa de registro de los foils, inundando el interior del barco de agua, llegándole a cubrir sus piernas, tuvo que achicar muchos litros de agua.

Al igual que los IMOCA 60, la flota monocasco Class 40 compitieron en tiempo real, pero con tripulación completa; y que de igual manera han mantenido su particular lucha durante las 603 millas del recorrido al paso por las Needels, cabo Lizard, islas Scilly, las aguas del mar Céltico, Fastnet Rock y la aproximación a la bahía de Plymouth.

En las hemerotecas encontraremos una buena referencia de la presencia española en esta regata, y en esta esta clase. El Class 40 «Tales II» logró ganarla tras competir en dos ocasiones. En 2013 estuvo cerca de conseguirlo por pocos minutos, finalizando en segunda posición tras el ganador «GDF Suez» de Sebastién Rogues. Así que, Gonzalo Botín no dudo en volver a por el cetro dos años más tarde con su aguerrida tripulación: Antonio Piris, Nacho Postigo, Carlos Ruigomez, Pablo Santurde del Arco y José Maria Torcida; consiguiendo la victoria por delante de una veintena de rivales tras un tiempo total de 3 días, 9 horas y 17:22 minutos.

A las 12:45 horas UK, del 3 de agosto de 2019, los Class 40 cruzaban la línea de salía de la 48ª Fastnet Race en Cowes; una flota que barría frontalmente las aguas del Solent, y que poco a poco se comprimía al llegar en zona más estrecha en las Needels. Rumbo a cabo Lizard, en la parte delantera la competitividad también se centraba en el diseño de los nuevos barcos. Del tablero del arquitecto naval San Manuard salieron tres nuevos Mach 40.3S, que tendrían que logar mejor resultados que los diseñados por Owen Clarke y Marc Lombar.

El primer parón de la flota lo tuvieron al final del día navegando por el Canal de la Mancha -a 68 millas de cabo Lizard- con la marea en contra y el viento en calma. Momentos de frustración que describía Luke Berry: “… de repente estamos arriba y abajo durante una hora y no nos habíamos movido. Afortunadamente no tuvimos que lanzar el ancla. Pero el «Beijaflore», que estaba más lejos de nosotros, vino del sur y logró salir justo delante nuestra”.

A media tarde del domingo el «Eärendil» comandaba la flota al paso de las islas Scilly, entrando en aguas del mar Céltico por delante de «Beijaflore», con «Leyton» y «Lamotte-Module Création» compitiendo por el tercer puesto.

«Eärendil» fue superado antes de virar Fastnet Rock, a unas 22 millas, por «Beijaflore» que ya se preparaba para pasar en primera posición a las 05:17:31 horas UK del lunes 5 de agosto; 34:20 minutos más tarde lo haría «Lamotte-Module Création», y 73:04 minutos el tercero fue «Leyton» a las 06:30:35. Entrada la noche, ya habían pasado los diez primeros, y a mediodía «Moonplace» cerraba la cola a quince horas del líder, acumulando 55 horas y 57:07 minutos de regata.

«Beijaflore» empezó a soltar trapo colocando la corredera a más de 13 nudos seguido de lejos por «Lamotte-Module Création», que se le acababa de romper el alimentador del enrollador del gennaker, como detalló el patrón Luke Berry: “… el cabo se rompió, provocando que se desplegase de repente toda la vela, que del impacto a su vez destrozó el sistema. Por eso perdimos diez millas respecto a «Beijaflore» en el inicio del tramo de vuelta…”. Para William Mathelin-moreaux, patrón del «Beijaflore», su visión después de Fastnet Rock fue: “… nuestra corredera indicaba que la velocidad superba los 15 nudos, pero Luke Berry iba muy rápido porque tenía un pequeño gennaker que le permitía ir más rápido en esas condiciones de viento y mar. Luego tuvimos una muy buena batalla al final con spinnaker, pero no llevábamos el spi grande que se rompió el primer día. Así que así que en el último tramo de la popa fue un poco difícil para nosotros tener buena velocidad…”.

A las tres de la tarde del lunes la ventaja del «Beijaflore» sobre «Lamotte-Module Création» se redujo a “cero” en la zona de las islas Scilly, cuando estaban a 55 millas de cabo Lizard y 102 millas de la llegada en Plymouth. Y ambos tenían una ventaja superior a las 15 millas sobre «Eärendil» y «Leyton», este último tomó la decisión de navegar por fuera del TSS -Traffic Separation Schemes (dispositivo de separación de tráfico marítimo)- de las Scilly, situado al oeste de estas islas.

Toda la navegación en el mar Céltico fue más dura de lo esperado por la flota. La predicción meteorológica indicaba que la intensidad del viento sería de 16, pero la realidad es que se mantuvo en los 23 nudos. Que tan solo las tripulaciones más experimentadas han podido navegar con éxito. El quinto en las Scilly, a 48 millas del grupo de cabeza, fue «Colombre XL» que tenía una ventaja de 25 millas respecto al sexto «Boogie Down», que a su vez marcha por delante del resto de la flota.

Pasadas las siete de la tarde, al sur de cabo Lizard, los dos primeros navegaban a más de 14 nudos dirección Plymouth, «Lamotte-Module Création» entre la costa y el «Beijaflore». Dos horas más tarde, a 25 millas de la llegada el patrón del «Lamotte-Module Création» decide descolgarse del «Beijaflore» que prolonga un poco más el bordo antes de seguir los pasos de su rival. Misma lucha de bordos se producía entre el «Eärendil» y «Leyton». A menos de ocho millas del final vuelve a virar «Lamotte-Module Création» para cortarle el paso al «Beijaflore» y asegurar su media de ventaja y entrar en primera posición a las 23 horas y 43 minutos del lunes, con una ventaja de 2 minutos y 44 segundos sobre «Beijaflore». Mientras, a 16 millas de puerto, la tripulación del «Leyton» proseguía haciendo viradas contra «Eärendil»; pero a falta de tres millas de finalizar, «Eärendil» de Catherine Pourre tenía una renta de 2,5 millas dandole alas para adjudicarse la tercera plaza después de dos días y 12: 45:10 horas. A la una y 24 minutos de la madrugada del martes, 6 de agosto, «Leyton» firma un cuarto puesto; cuatro horas más tarde lo haría el «Colombre XL», en quinta posición, y a diez de la mañana «Moonplace» le daba carpeta a los Class 40 en la 48ª edición de la Fastnet Race.

No solo hubo patrones masculinos a la caña de los Class, excepcional estuvo Catherine Pourre patroneando el «Eärendil». Ursault Poupon, hija de la gran leyenda de la vela oceánica francesa Philippe Poupon, que finalizó en el puesto doce a pesar de llevar un barco antiguo como es el «Up Sailing». Para Ursual la regata ha sido muy positiva: “… la regata ha sido una experiencia de aprendizaje extremadamente positiva y un gran paso de cara a participar en la vuelta al mundo de 2021. A bordo estuvo Clarie Pruvot, que es una gran patrona en match race y en la clase Figaro…”. Y el puesto décimo tercero se clasificó la paraolímpica británica Hannah Stodel a bordo del Hannah Stodel Racing, al final fue décimo cuarta debido a una penalización por infringir la zona de exclusión del TSS: “¡Eso fue brutal! Tuvimos algunos problemas con el barco para hacer que todo funcionara, por lo que nunca fue fácil. Pero nos divertimos mucho y todos lo disfrutaron y eso es lo más importante para nosotros”.



Lee más: abc.es

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *