los problemas y las pistas de Zidane

El final de la temporada se ha convertido en un suplicio para el Real Madrid. Sin nada en juego y con varios futbolistas en la rampa de salida, cada partido que afronta el equipo blanco es una cita que acarrea el riesgo de ahondar en la herida que están provocando los malos resultados cosechados esta campaña.

Ayer, ante el Leganés, el único que volvió a sostener al equipo fue Benzema. El partido dejó a varios futbolistas señalados y a un entrenador que ve cómo se avecina un verano de grandes y difíciles decisiones. Cada encuentro es una evidencia de los problemas del equipo y una pista de lo que tiene Zidane en la cabeza.

Falta de gol

A nadie se le escapaba que la salida de Cristiano el pasado verano haría mella en el equipo. Sin embargo, el vacío dejado por el delantero portugués es más hondo de lo que cabría esperar. El Real Madrid cierra la jornada 32 de Liga con 56 goles a favor, la peor cifra desde la campaña 2006/07. Durante las nueve ligas con Cristiano vistiendo de blanco la cifra más baja fue de 79 tantos, número correspondiente a la pasada temporada. Este es el principal problema y en torno a él se están buscan soluciones para el futuro.

Zidane no repite el «efecto Solari»

El regreso de Zidane al Real Madrid sirvió para calmar las aguas en una entidad que veía cómo se dilapidaba en unos meses la confianza lograda tras ganar tres Champions seguidas. Los futbolistas que antes eran líderes no rendían como antaño y aquellos llamados a tomar el relevo no terminaban de dar el paso. El precio ha sido una temporada con tres entrenadores en el banquillo, varios ídolos señalados y ningún título en juego desde marzo.

Después de la destitución de Julen Lopetegui, Santiago Solari pareció conseguir lo que su antecedor no había hecho. El entrenador argentino debutó con cuatro victorias consecutivas (Melilla, Valladolid, Plzen y Celta) y firmó el mejor arranque de un entrenador en la historia del club. Lo que vino después es de sobra conocido.

El estreno de Zidane, en cambio, no ha sido tan dulce. El equipo ha ganado tres de partidos de cinco, habiendo perdido en Valencia y empatado en Leganés. Las ramplonas victorias ante Huesca y Eibar no hacen más que maquillar el mal momento. Siendo esta la situación actual del Real Madrid, cada encuentro se ha convertido en un casting para la plantilla y Zidane ya va tomando algunas decisiones.

Las pistas de Zidane

Sabedor de la renovación que se viene, el entrenador francés está aprovechando estas citas para testar a sus futbolistas, y en cinco partidos ha mandado algunos mensajes.

Uno de ellos gira en torno a Marcelo, uno de los señalados por su rendimiento. El defensa brasileño solo se ha perdido el partido ante el Eibar, y fue por sanción. Ha sido titular en los otros cuatro y Zidane le ha defendido a ultranza públicamente: «Es importante y me gusta». Marcelo entra en los planes del míster.

En cambio, Reguilón, que con Solari se ganó la titularidad, ni siquiera fue convocado ante el Leganés. Es el gran damnificado de esta nueva situación en el lateral izquierdo. Su juventud y el rendimiento mostrado cuando ha tenido oportunidad le augura, eso sí, un sitio en el primer equipo.

En el centro del campo Zidane también ha dejado algunas pistas. Al entrenador francés le gusta Fede Valverde, que ha jugado cuatro de los cinco partidos, dos de ellos de titular. La situación, en cambio, es diferente para Ceballos, que acumula tres encuentros seguidos sin minutos. Llorente es otro de los que ayer vio todo el partido desde el banquillo.

En la delantera, la mayor incógnita es Gareth Bale. El delantero galés ya dejó entrever su marcha al final de la temporada pasada, pero la salida de Zidane le hizo cambiar de opinión. Ahora, con el regreso del francés, su futuro está en el aire. La idea del club es incoporar a gente nueva al ataque, y por tanto, Bale podría no tener sitio. Ante el Leganés jugó solo diez minutos.

En el otro lado de la balanza están jugadores como Kroos, Modric o Benzema, quienes sí entran en los planes de Zidane. Asensio es otro futbolista que está gozando de protagonismo, igual que Isco, que pese a sus desvanencias anteriores con el francés, ha jugado todos los partidos, cuatro como titular. Sin embargo, las posibles llegadas de futbolistas como Hazard o Pogba no aseguran su continuidad.



Lee más: abc.es

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *