Mirotic se queda en blanco

Guardar

El rostro de Nikola Mirotic en la última jugada del partido era el reflejo de la impotencia. Condenado al banquillo por sus faltas personales, el montenegrino presenció desde allí cómo el lanzamiento de Cory Higgins, con el que el Barça hubiera ganado la ACB, se estrellaba contra el aro. Adiós a la liga, el último de los títulos a los que optaba el conjunto azulgrana, que se va de vacío a pesar de la millonaria apuesta que hizo Bartomeu para arrebatarle el dominio de la canasta nacional al Real Madrid.

Entre el conjunto de Laso –campeón de la Supercopa y la Copa del Rey– y el Baskonia han dejado al Barça de Mirotic en blanco. Fracaso total para el proyecto liderado por el montenegrino que volvió a estar gris en el día más importante. Cuando los árbitros le señalaron su quinta falta personal, el pívot apenas había sumado ocho puntos y acumulaba un -1 en su valoración. Un bagaje muy pobre para el MVPde la temporada. El peor desde que juega de azulgrana. El hombre llamado a liderar al equipo en los momentos importantes volvió a fracasar, dejando huérfano al Barça en el momento clave. «Hemos arriesgado con él. Tenía dos problemas físicos diferentes. Hemos probado varias terapias», trataba de justificar Pesic, que le dejó en la pista a pesar de sus cuatro personales. «Hay jugadores que se mantienen en cancha a pesar de tener cuatro faltas», señaló. No fue el caso de Mirotic, que tuvo que presenciar el final del partido desde el banquillo, hundido e impotente. Asistiendo al funeral catalán sin poder hacer nada.

Al pívot no le ha salido bien su apuesta personal. Esa que le hizo dejar atrás la NBA para volver a Europa a ganar títulos. El montenegrino se va de vacaciones sin ninguna alegría y señalado con el dedo. El proyecto millonario del Barcelona exigía resultados a corto plazo y ahora, sin ellos, toca reflexión profunda. Son varios los jugadores que acaban contrato, como Tomic. El croata, otro de los señalados, al menos dio la cara tras la derrota. «Después de hacer un buen torneo, hoy, simplemente, no hemos jugado bien sobre todo en ataque. Sabíamos que con este formato a único partido esto podía pasar cualquier cosa y nos ha pasado lo peor de todo, que es perder una final en el último balón y en el último segundo; ha sido muy duro», reconocía Tomic, cuya continuidad está en el alero.

También lo está la de Pesic, pues muchos directivos creen que no ha sido capaz de sacar todo el jugo a la plantilla que le pusieron en las manos. «Este equipo tiene continuidad y futuro, tiene carácter y todo lo que se necesita para ganar algunos títulos», señaló el técnico, abatido por la derrota ante el Baskonia.

Lee más: abc.es

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *