Nadal se estrenará contra Bautista en Montecarlo

Un mes después de su retirada en Indian Wells, por molestias en la rodilla derecha, Rafael Nadal se siente a punto para retomar la competición.

El Masters 1.000 de Montecarlo marca para el balear la apertura de la temporada de tierra batida, su superficie fetiche. Muchos de los grandes momentos de su carrera se ubican sobre polvo de ladrillo. En ese terreno ganó ocho de los once títulos de 2005, su campaña más prolífica; y cuatro de los cinco trofeos que mordió en 2018.

En 2019, Rafael Nadal busca todavía el primero y Montecarlo es un lugar propicio. Once veces triunfó allí, tantas como en Roland Garros. «Es el máximo favorito para ganar los títulos que vienen», expuso sin reparo su tío, Toni Nadal. «He visto a Rafael pegándole muy bien a la pelota, está con confianza para hacer una buena temporada en tierra», indicó en la presentación del Mallorca Open.

El choque ante Roberto Bautista, que será este miércoles, validará o no las palabras del extécnico de Rafael Nadal, a quien aguarda un estreno exigente, ante la 22ª mejor raqueta del circuito. Los dos embates precedentes ante el castellonense los resolvió con solvencia.

Por 6-4 y 6-3, en el Masters de Madrid de 2014. Por 6-1, 6-2 y 6-2, en la edición de 2017 de Roland Garros.

Nadal, optimista

El tenista español Rafa Nadal aseguró este lunes que su rodilla está «bien» y que desconoce cual es su nivel tenístico después de no jugar desde su abandono en Indian Wells (Estados Unidos) tras alcanzar las semifinales, aunque espera ser «competitivo» en el Masters 1.000 de Montecarlo sobre todo ante un debut «peligroso» ante su compatriota Roberto Bautista.

«Volví a entrenar hace dos semanas y mi rodilla está bien, estoy contento, ahora debo trabajar en mi tenis porque se me hace difícil tener una idea de mi nivel. Llegué aquí el viernes y estoy dentro del ciclo de trabajo cotidiano, intentando progresar paso a paso en cada entrenamiento», expresó Nadal ante los medios.

El balear recalcó que volvió a entrenar «lentamente». «Es todavía una especie de regreso que tengo que efectuar. Es importante tener un día más de entrenamiento antes de un primer partido peligroso ante Roberto (Bautista)», apuntó, asegurando que espera «ser competitivo».

El número dos del mundo insistió en que sus problemas físicos son «parte» de su carrera y que, pese a que son reiteradas en los últimos años y se le pregunta mucho sobre ellas, nunca ha caído en la sensación de “frustración”.

«No puedo quejarme porque la vida ha sido muy buena conmigo para que esté realmente frustrado. He llegado a apreciar todo lo que me ha dado este deporte aunque sea difícil de aceptar que se encadenen los problemas, y han sido muchos desde hace año y medio», añadió, lamentando no haber podido jugar esta temporada «más de tres semanas seguidas sin problemas».

Por ello, Nadal tiene claro que hay que ser «fuerte mentalmente para mantener la pasión por el tenis al más alto nivel». «Espero gozar de buena saluda durante toda esta larga temporada en tierra que, evidentemente, es muy importante para mí», comentó.

«No sueño con nada, intento progresar día a día. Mi sueño ahora es jugar un bueno torneo en Montecarlo, que es un torneo muy importante para mí, pero es más una meta que un sueño», subrayó el español sobre sus aspiraciones en la primera gran cita de arcilla roja.

Además, fue preguntado, como buen amante del golf, por el triunfo de Tiger Woods en el Masters. «Lo seguí y lo encuentro fantástico, yo soy un gran fan de Tiger. Ha sufrido años difíciles y yo no podía estar más que orgulloso de lo que ganó», confesó.

«He imaginado todo el proceso y todo por lo que ha tenido que pasar para volver a un campo de golf y ganar un nuevo ‘major’, sobre todo Augusta, que significa tanto para él… Sinceramente, cuando le vi celebrarlo con su familia fue extremadamente emocionante», sentenció el balear.

Lee más: abc.es

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *