Puerto Sherry apuesta por la calidad de las 52 Super Series

Las 52 Super Series se presentan por primera vez en la bahía de Cádiz, lugar carismático en la vela mundial. Y lo hacen desde el emblemático Puerto Sherry que será la casa de los ocho barcos que compiten por la Puerto Sherry 52 Super Series Royal Cup. El Platoon, del armador alemán Harm Müller-Spreer, defiende el liderato en el circuito más importante del mundo para barcos monocascos después de que venciera en la primera prueba de la temporada hace un mes en aguas de Menorca.

Pero lo va a tener muy complicado repetir victoria porque cualquiera de los ocho barcos que son de la partida en Puerto Sherry están capacitados no sólo para ganar mangas sino para conseguir el sábado 22 subir a lo más alto del cajón. La victoria de Platoon en Mahón ha roto el habitual duopolio que existía entre el Quantum Racing y el Azzurra. Ahora los invitados protagonistas en el festín son más de dos y la lucha se presenta sin cuartel en aguas de Cádiz.

Sin ir más lejos, en Mahón la victoria se decidió por sólo cuatro segundos. Tras ocho mangas la diferencia en el agua estuvo en esa ínfima marca que fue el tiempo que le sacó el Bronenosec al Provezza de Ergin Imre en la última llegada. Si los turcos hubieran terminado esa definitiva manga por delante de los rusos se hubieran proclamado campeones en Mahón. Así son las 52 Super Series. Igualdad máxima. Y en Puerto Sherry esto se acentúa aún más porque los ocho barcos son todos los más modernos de la flota por lo que la diferencia de potencial entre los barcos es inapreciable.

Uno de los barcos que puede aspirar al triunfo es el Bronenosec del armador ruso, Vladimir Liubomirov. Hicieron quintos en Mahón con su flamante velero y en aguas de Puerto Sherry aspiran a mejorar este resultado: “En Mahón tuvimos una muy buena primera toma de contacto con el barco. El velero va muy bien. Fuimos un poco tontos y nos dejamos muchos puntos en el agua. Vamos a Puerto Sherry con algunas modificaciones y mejoras que deben darnos un poco más de velocidad. Estamos ilusionados de dejarnos menos puntos en el agua y competir y acercarnos a los tres primeros puestos de la clasificación. Está todo muy igualado. Pelear por un mejor resultado que en Mahón sería muy bueno”.

Sobre la caña del barco apuesta por la bicefalia: “Vamos a mantener la estrategia de que compartan la caña Vladimir y Sime Fantela que pensamos que, después de la experiencia en Mahón, para Cádiz nos va a seguir dando buenos resultados. Nunca sabes si que haya ocho barcos es mejor o peor. Cuando hay menos tienes que elegir muy rápido el lado del campo de regatas al que quieres ir. Si hay más barcos hay más posibilidad de recuperar puntos porque los rivales pueden fallar, pero con ocho es más difícil”.

El gaditano Pablo Rosano, dos veces campeón del mundo de vela y que ha participado en tres ediciones de la Copa América, es un colaborador habitual del Platoon. Afincado ahora en el Puerto de Santa María, Rosano ha hecho toda su carrera profesional como regatista desde la Bahía, que la conoce como la palma de su mano.

“Creo que va a haber poniente casi todos los días. Es el típico viento térmico que va subiendo durante el día. Depende de dónde se ponga el campo se nota mucho la corriente. Hay un canal marcado de entrada y salida si el campo está centrado con la canal afectará bastante la corriente. La canal está clara la bahía no creo que tengan problemas para identificarla. Esta próxima semana la incidencia de la marea creo que no será muy alta así que un problema menos. La corriente es lo más determinante. Si el viento es térmico es todo más estable, pero si entra el gradiente de Levante ahí la cosa ya se complica. Con estos días, el térmico no están predecible saber por dónde va a dar el role por lo que es más complicado de predecir. Esto no es Palma. Con poniente habrá algo más de ola, pero que no es lo mismo que en Cascáis”, dice el regatista.

Lee más: abc.es

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *