Ramos mantiene su empeño de ir a los Juegos en 2021

Guardar

Ramos mantiene su empeño. No renuncia. Está empeñado en disputar unos Juegos Olímpicos y quiere cumplir el único vector que la falta a su carrera. Después, el seleccionador español decidirá si le convoca, pero el capitán del Real Madrid no tira la toalla blanca y desea estar en Tokio 2021 con 35 años.

El aplazamiento de los Juegos durante un año perjudica a todos los atletas que tenían planificada su temporada en ese objetivo y lo complica especialmente a los deportistas que viven el tramo final de su carrera. Es lo que sucede con Pau Gasol, con el incombustible García Bragado, con el impresionante Alejandro Valverde, con Mireia Belmonte y con Sergio Ramos, entre otras figuras del deporte español. Los cinco se plantean Tokio 2021 como su última ocasión olímpica. Para el futbolista será la primera y última.

«Ahora todo es secundario, lo importante es ayudar», señala Ramos, que ha hecho una importante donación sanitaria por medio de Unicef

El mundo de SR4 tiene un montón de ventanas abiertas desde hoy hasta 2021. Cumple los treinta y cuatro años dentro de tres días, el 30 de marzo, y este verano, con independencia de lo que suceda en la Liga y en la Champions, se le presenta un primer frente particular: la renovación con el club que le ha hecho grande en el mundo.

Su relación contractual con el Real Madrid finaliza en junio de 2021 y en el estreno de la siguiente campaña, en agosto, hablará cara a cara con el presidente para atacar su futuro. Todo está aparcado para el final, hoy desconocido, de este curso. Será un diálogo directo.

El club blanco tiene la política de ofrecer ampliaciones de contrato anuales a los futbolistas entrados en la treintena y se analizará la extensión del convenio hasta junio de 2022.

Cuando lleguen la Eurocopa y los Juegos tendrá 35 años y será muy duro compaginar esas dos competiciones en un corto espacio de tiempo

Renueve o no, el central se ha planteado esas dos metas deportivas el próximo año: la Eurocopa y los Juegos, cumplidos ya los 35. Veremos como está su nivel físico en esos momentos. La verdad es que su trayectoria le ayuda, pues nunca ha tenido lesiones graves y está avalado por un promedio de 42 partidos por curso a lo largo de tres lustros en la casa blanca.

Zidane ha apoyado hasta ahora a Ramos en su anhelo de ser olímpico, pero jugar esas dos competiciones dentro de un año puede ser demasiado tras una temporada que se vislumbra muy concentrada, a expensas de lo que ocurra en la aplazada actualmente.

El Real Madrid piensa en sus intereses y no deseaba que Ramos jugara los Juegos y la Eurocopa con una distancia de unos días, pues era un esfuerzo excesivo que el defensa puede pagar caro en el estreno de la siguiente campaña, a la que se incorporará lógicamente con retraso. La situación se aplaza ahora doce meses, pero las posiciones serán las mismas.

«Ahora hay que ayudar». Todas estas asignaturas pendientes han pasado hoy a segundo plano para Ramos ante la pandemia que nos afecta a todos. El capitán madridista es embajador de Unicef y ha donado a la sanidad española, por medio de este organismo, una importante partida de material sanitario, que consta de 15.000 test de detección del virus, 264.571 mascarillas y 1.000 equipos de protección individual. Está previsto que este material llegue hoy a la capital de España. «Nosotros (Pilar Rubio y él) hemos hecho una aportación importante y todos mis compañeros y el club han participado con UNICEF. Todos tenemos que ayudar», señalaba el capitán blanco.

Lee más: abc.es

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *